diciembre 9, 2022

Trabajar 55 horas o más a la semana aumenta el riesgo de muerte revela estudio

Las largas jornadas laborales están matando a cientos de miles de personas al año, según un informe conjunto realizado por la OMS y la OIT, que asegura que trabajar más de 55 horas a la semana puede provocar muerte prematura.
Con los datos recogidos en este informe se puede afirmar que trabajar muchas horas es responsable de aproximadamente un tercio de lo que podríamos llamar enfermedades relacionadas con el trabajo, y se debería considerar oficialmente como un factor de riesgo muy alto.

La investigación concluye que trabajar 55 horas o más a la semana se asocia con un 35% más de posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular y un 17% más de riesgo de morir por una enfermedad cardíaca, en comparación con las personas que desarrollan una semana laboral de 35 a 40 horas.

Los datos, que acaban de ser publicados hoy en Environment International, corresponden a un estudio conjunto realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y muestran un aumento muy importante de las muertes. Nada menos que del 29% con respecto al año 2000.
Calculan que 745.000 personas han muerto por culpa de las largas jornadas laborales en el último año del que se tienen datos.
– 398.000 personas murieron por accidente cerebrovascular y
– 347.000 lo hicieron a causa de enfermedades cardíacas.
Esto supone un aumento del 42% y del 19% respectivamente.

«Ningún trabajo merece el riesgo de sufrir un derrame cerebral o una enfermedad cardíaca. Los gobiernos, los empleadores y los trabajadores deben trabajar juntos para acordar los límites con los que proteger la salud de los trabajadores», sostuvo el Director General de la OMS, Doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *