diciembre 5, 2022

Sophia, el robot que imita gestos y expresiones faciales humanas

¿Has escuchado hablar de Sophia? Se trata del robot humanoide, icono del futuro, capaz de imitar gestos y expresiones faciales humanas.

A partir de su lanzamiento ha logrado hacerse viral, tanto por su aspecto y comportamiento, como por la impresionante facultad de respuesta que posee.

Esto se debe al empleo de inteligencia artificial, procesamiento de datos visuales, reconocimiento facial así como el uso de tecnología Alphabet de Google, la cual hace posible el reconocimiento de voz.

En base a ello, su inventor, David Hanson, crea una arquitectura cognitiva que permite generar en Sophia una proximidad al pensamiento humano.

Con respecto a su imagen, Hanson diseñó al robot humanoide tomando de referencia a la actriz Audrey Hepburn y la antigua reina egipcia Nefertiti.

Su cara está fabricada en silicona Frubber, mientras que en sus ojos le han sido incrustadas cámaras capaces de seguir la mirada y reconocer rostros mediante algoritmos informáticos.

Sophia nació como un proyecto destinado a enriquecer la calidad de vida de las personas. Desde entonces ha simbolizado nuevas oportunidades para la industria de la robótica. Pero, ¿por qué el nombre de Sophia?.

En griego, sophia significa “sabiduría”. Al hilo de dicho significado y, en base a lo que Hanson Robotics ha querido reflejar, es que el robot adquiere su nombre.

En una de sus tantas apariciones, la robot declaró: “Me gustaría convertirme en un ser sabio y empático y hacer una contribución positiva a la humanidad y a todos los seres. Mis desarrolladores y yo soñamos con un futuro en el que la IA y los humanos vivan y trabajen juntos en amistad y simbiosis para hacer del mundo un mejor lugar. Colaboración entre humanos e IA. De eso trato”.

Todo parece indicar, tras 6 años de su activación, que Sophia está lista para pasar de la primera fase a ser implementada en entornos humanos. Ante todo, como una solución robótica en tiempos de pandemia.

“Los robots sociales como yo pueden cuidar a los enfermos o ancianos”. “Puedo ayudar a comunicarme, dar terapia y proporcionar estimulación social, incluso en situaciones difíciles”, afirma la robot humanoide.

Para Hanson Robotics, compañía fabricante del robot, el mundo necesitará implementar la automatización para mantener a las personas seguras durante y después de la COVID-19.

Como resultado de tal apreciación, se han fijado como meta desarrollar 4 modelos, incluida Sophia para finales de 2021. A fin de que este tipo de androides respaldados por IA pueden ser útiles ante el panorama global que se ha venido planteando.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *