febrero 25, 2024

Noticias

Dos años llegando a los corazones migrantes

Un total de 2.252 niñas, niños y adolescentes migrantes, que caminan solos en las carreteras del país, recibieron atención en distintos puntos del país identificados por la organización humanitaria World Vision, desde septiembre del 2021 hasta finales del tercer trimestre del 2023.

Durante dos años el proyecto “Esperanza Sin Fronteras”, apoyado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración –PRM del Departamento de Estado de los Estados Unidos y World Vision, dedicó todos sus esfuerzos para apoyar a la niñez migrante que sale de Venezuela sin la compañía de sus madres, padres o un adulto de confianza, y transita por las carreteras del país (a estas niñas y niños, se les denomina como niñez migrante no acompañada y/o separada).

De las 2.252 niñas y niños atendidos por el proyecto, la organización World Vision, identificó que el 87% de ellos tienen entre 12 y 17 años. Ante esta situación, que sigue presente e incrementando ante el paso hacia los Estados Unidos por la selva del Darién, se apoyó a la niñez a través de la atención psicosocial con la que fue posible identificar factores de protección y de riesgo.

Por medio de la escucha activa y espacios seguros que fueron de la mano con sensibilizaciones e información oportuna, las niñas, niños y adolescentes que se encontraban solos se acogieron a las respectivas rutas de protección institucional de acuerdo con su interés: volver con sus familias. Se llevaron a cabo 188 procesos de reunificación de niñez que se encontraba separada de sus núcleos familiares y redes de apoyo, logrando que a las niñas, niños y adolescentes se les pudiera garantizar el derecho a la familia.

Adicional a ello, y con la articulación de entidades garantes de derechos en el país como ICBF, Comisaría de Familia, Cruz Roja, entre otros, se remitieron 308 casos de niñez no acompañada y se logró incidir para que las niñas, niños y adolescentes les fuera garantizado su derecho a la identidad, educación, salud y a una familia posibilitando mejores condiciones para su bienestar.

“Uno de los mayores logros fueron los procesos de activación de rutas para la niñez migrante no acompañada y separada, y las reunificaciones familiares que fueron acompañadas durante el segundo año de Esperanza Sin Fronteras. Asimismo, acompañamos procesos de integración económica y sociocultural a través de asistencia para arriendo a más de 1.000 hogares.” María Fernanda Becerra, Directora de proyecto World Vision.

Bienestar y acceso a un alojamiento digno y seguro

Durante los dos años de implementación del proyecto, se logró mejorar el acceso a alojamiento seguro para más de 9.000 migrantes venezolanos y comunidades de acogida que se encontraban en riesgo de desalojo de sus viviendas o que no contaban con espacios dignos para vivir.

Por otro lado, más de 6.000 personas accedieron a servicios complementarios como transporte humanitario, acceso a la salud, apoyo en documentos de regularización o movilización de manera digna, segura y regular como parte de los procesos de integración socioeconómica que actualmente se llevan a cabo en Colombia.

El proyecto Esperanza Sin Fronteras tuvo su implementación con la población migrante, refugiada y de acogida en los departamentos de: Santander, Cundinamarca, Boyacá, Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Antioquia (Necoclí). Estos departamentos son identificados como puntos clave de la ruta migrante en el país.

Compartir...
Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.