mayo 21, 2024

Noticias

“Las regiones autonómicas son la salida a la pobreza, el atraso y las guerras”: Iván Name Vásquez

Por Iván Name Vásquez

Presidente del Congreso de la República

Realizamos hoy en Medellín la tercera audiencia pública para conversar con la dirigencia, las organizaciones sociales y la academia de gobernaciones y departamentos sobre las regiones autonómica, previstas en la Constitución Política y reafirmadas por iniciativa del Congreso en el Plan Nacional de Desarrollo.

Los colombianos llevamos más de 200 años cargando con una gran equivocación histórica: nos quedamos con el mensaje de Simón Bolívar del centralismo y rechazamos la visión de Francisco de Paula Santander del federalismo.

Ese modelo bolivariano, propuesto bajo el temor de la disolución de la república después del estallido de la independencia, hoy es una vieja camisa, estrecha, de la que ya no quedan sino harapos y que sume a nuestras regiones en atraso, pobreza y guerras.

No vamos a revivir la contienda ya arcaica entre federalistas y centralistas, pero no debemos olvidar los pregones de Santander.

No haberlo escuchado, es el pecado fundacional que hoy debemos purgar.

Nosotros, como hombres vivos de nuestra época, debemos examinar nuestra organización.

No podemos irnos sin cambiar, sin revivir el mensaje que al comienzo de la historia no escuchamos.

Colombia ya está madura para enfrentar este debate, que hasta hace menos de un siglo siempre terminaba con el ruido de las armas.

Han pasado 200 años y nosotros probablemente nos iremos como nacimos bajo el signo de la guerra; de guerras que todavía no comprendemos sus razones, su origen y sus causas.

No nos vamos a espantar sino a congregar bajo la reflexión de nuestro tiempo, todos los que consideramos que efectivamente debemos cambiar porque hemos identificado dónde estuvo el error en el pasado…

Debemos cambiar de mitos y de leyendas porque los hombres y sus pueblos no evolucionan si no piensan en su propio origen en el camino por el que han transitado.

Estamos obligados con nosotros mismos, también con quienes ya se fueron, aquellos que descansan en silencio en tumbas que no tienen cruz ni recuerdo, pero principalmente estamos obligados con los que vendrán después de nosotros.

El Constituyente de 1991, acogió el mensaje santanderista al determinar en el articulo 1 de la Constitución Politica que “Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales…”

Pero los gobiernos de cualquier tendencia, sucesivamente minaron ese precepto y descentralizaron responsabilidades pero centralizaron los recursos.

Mayor responsabilidad con menos plata, es el modelo que hoy está asfixiando a las regiones.

Las grandes reformas administrativas de los últimos 40 años recentralizaron a Colombia aún más.

Este esfuerzo que hacemos está libre de toda sospecha electoral y proselitista.

En una noche de comienzos de 2023, le dijimos al Senado de Colombia: levanten una ceja senadores, hagamos una mueca, dejemos algo que nos ponga a salvo con nuestra conciencia y entonces el Senado sorpresivamente, sin el aval gubernamental aprobó el articulo 28 hoy vivo en el Plan Nacional de Desarrollo que tiene el titulo de “Regiones Autonómicas”.

Ese es el motivo de nuestra propuesta que estamos llevando por todo el país y que abarca la posibilidad de transitar hacia modelos neofederales, que mantengan la unidad de Nación pero con claro, efectivo, concreto, seguro y financiado acento descentralizador.

De nada sirve los aspectos sentimentales o coyunturales, ni las reformas parciales, si primero no entendemos que tenemos que transformar nuestro destino a partir de la nueva organización del Estado.

Algunos han dicho que somos violentos, dizque por naturaleza. No se a qué tipo de científico se le ocurre hacer un planteamiento de estos.

Son violentas las instituciones que tenemos hoy porque devienen del atraso y la pobreza generados por el centralismo.

No hay que mirar para otro lado: aquí está el origen de nuestros problemas de violencia, porque la guerra es un punto de llegada, del atraso y la pobreza; no es un punto de partida ni se va a erradicar sentándonos en un mar de babas con quienes tienen como negocio la guerra, si no logramos persuadirlos a ellos como a nosotros mismo de que necesitamos pactar de nuevo la fórmula de cómo debemos estar organizados..

Parodójicamente, Bogotá es la primera victima de la desueta estructura del centralismo.

El Distrito Capital tiene siglo y medio de atraso en movilidad. Está clasificada como una de las ciudades mas inseguras del mundo.

Y Bogotá como ciudad nación recoge la frustración nacional de las regiones, a donde llegan las procesiones de la furtrsacion y las migraciones de las regiones donde no tienen prosperidad.

En el país hay federales, descentralistas y estamos también los autonomistas…

Vamos a enfrentarnos con abrazos y entre todos buscaremos el camino adecuado y conveniente  para que Colombia sea un país más próspero igualitario y en paz.

 

Senado.gov.co

Compartir...
Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.